CULTUREAD





Trescientos sesenta y cinco días

Por



Él pensó en ella durante un año completo. 
Durante 365 días, le escribió cartas de amor desde la distancia, 
con una caligrafía pueril que denotaba una inocencia propia de la juventud. 

Mientras, ella, en Nueva York, vivía ajena a la situación. 
Nunca recibió ninguna de esas cartas, 
Siempre lloró sin consuelo, derramando las más tristes lágrimas. 

Durante 365 jornadas, con sus días y sus noches, los dos se esperaron. 
Ella nunca recibió correspondencia 
y él nunca obtuvo respuesta. 
Sale

No hay comentarios

Cuéntame tu opinión aquí: