Mercedes-Benz Fashion Week (febrero 2016): 'Fashion Reliquary' de Francis Montesinos

Por

La colección que el diseñador valenciano Francis Montesinos ha presentado durante la última edición de Mercedes – Benz Fashion Week Madrid se llama ‘Fashion Reliquary’ y es un homenaje a los grandes de la moda española, como Fortuny, Pertegaz y Balenciaga. 

Lo cierto es que se nota a la legua: la colección tiene sabor español y una esencia muy particular, con irrefutables referencias al folclore nacional, capotes toreros incluidos. Para conseguirlo, Montesinos ha decido coger lo mejor de cada maestro hasta conseguir una mezcla explosiva. 


 

Es por eso por lo que estamos en 2016 y sobre los maniquís, podemos ver técnicas características de otros modistos del ayer. El resultado: una colección formada por siete familias (o reliquias, según el propio Montesinos), cada una dedicada a un diseñador español.

En concreto, ha utilizado el punto de lana en tonos crudos, el punto roma y paillete en honor a Manuel Piña. De Jesús del Pozo ha tomado los volúmenes y las texturas diferenciales, el punto a mano y los drapeados. 





Por otra parte, Elio Berhanyer le ha servido como incitación a la investigación. Una investigación relativa a las texturas, el corte y el colorido que ha desembocado en el uso del piqué, el punto de neopreno, la felpa, el punto a mano con lamé y la gasa de seda en terciopelo flocado.




Y qué decir de Manuel Pertegaz, el eterno arquitecto y creador de volúmenes… este le ha servido de inspiración para construir un estampado, un estampado sobre raso de seda llamado “Reliquia”. 




Por otro lado, Francis Montesinos también ha tomado lo mejor de Mariano Fortuny (de él, en su día, aprendió el uso del tul y del raso plisado) y en su honor a creado diseños con punto de seda drapeados, flocados y diseños con su “punto a mano icónico”, según ha indicado el modisto en la nota de prensa facilitada a los medios de comunicación. 




¿Todo parece muy clásico, verdad? Pues no lo es tanto, porque, como se observa, Montesinos ha modernizado todos y cada uno de los conceptos y, como guinda del pastel, también ha utilizado a Paco Rabanne como referente, aplicando en sus creaciones anillas de metal, lurex y gasa metalizada. 






Y, por último, el séptimo en discordia: el eterno Cristóbal Balenciaga. Este quizá haya sido el que más ha influido al modisto valenciano para la creación de ‘Fashion Reliquary’ y por eso ha querido hacerle un “sempiterno y enamorado homenaje”. Gracias a él, se rindió a la belleza femenina y a la costura perfecta y, en su honor, ha creado varias propuestas en rebrodé, dupión rosa, tul y organza.






ESTUDIO DE LAS FORMAS

Dado que la esencia de la colección de Montesinos es un crisol de influencias, el estudio de sus formas resulta bastante complejo, porque al igual que la colección, son un crisol.

El valenciano ha querido aprovechar múltiples cortes y largos y el resultado ha sido una colección enriquecedoramente variada, en la que encontramos largos a ras del suelo, pesqueros, midi, por las rodillas y por encima de las rodillas. En la variedad está el gusto, dicen por ahí.




En relación a los cortes, resultan especialmente llamativos ciertos modelos fluidos con caídas suaves y vaporosas (que recuerdan al maestro Fortuny, como ya había mencionado anteriormente) y exagerados volumenes en A, que parecen un guiño a las siluetas caramelo de Balenciaga. 

Por último, en contraposición a la fluidez recién mencionada, también llaman la atención algunos modelos más duros, armados y arquitectónicos que ineludiblemente nos recuerdan a las maravillosas construcciones de Pertegaz. 

En definitiva, la última colección de Francis Montesinos es un extraordinario viaje por la Historia de la moda que utiliza como nave los largos, cortes y tejidos.


Fotografías: Vogue
Sale

No hay comentarios

Cuéntame tu opinión aquí: