CULTUREAD





Dime

Por



Dime. Cuéntame cómo se pone buena cara cuando ya no puedes más, cuando te has embarcado en un viaje sombrío. 

Dime. Cuéntame qué se debe sentir cuando las circunstancias y el dolor te han superado, cuando solo ves oscuridad. 

Dime. Cuéntame qué hacer cuando tus egoístas lágrimas no te dejan ver el sol, cuando ni siquiera eres capaz de apreciar el olor de aquellos dulces labios de mandarina. 

Dime. Cuéntame cómo se encuentra el camino al llegar a una bifurcación confusa adornada por un gato de Cheshire. 

Dime. Cuéntame qué es la soberbia y en qué se diferencia de la ira. 

Dime. Cuéntame por qué las palabras han dejado de serlo,  
quedando vacías de significado entre tantas y tantas compañeras de diccionario. 

Dime. Cuéntame. Sólo dime y cuéntame. Devuélveme el rumbo con el sonido de tu voz. 
Sale

No hay comentarios

Cuéntame tu opinión aquí: