Crónica de la primera edición de Madrid Gaming Experience

Por



Madrid es de los jugones. Así lo han demostrado los 124.598 visitantes que asistieron a la primera edición de Madrid Gaming Experience, la feria del ocio digital y el entretenimiento interactivo impulsada y organizada por la franquicia Game e IFEMA. Y con jugones, englobo no solo a jugadores profesionales, sino también a gamers acérrimos, consoleros de andar por casa (como la que escribe) y mamis, papis y retoños en general. Ninguno de ellos faltó a la cita y puedo dar fe de ello porque estuve allí para contarlo. 

La feria comenzó el 28 de octubre y acabó el 1 de noviembre. Se celebró durante cuatro gloriosos días enmarcados en un Puente de Todos los Santos que ayudó sobremanera a incentivar las visitas que el varapalo de Barcelona Games World (la recién trasladada Madrid Games Week) podría restar. 

Lo cierto es que, a pesar de todo, había mucho ambientillo. Y eso que los altos precios de las entradas (12€ por anticipado, 15€ en taquilla y 35€ el abono especial) no ayudaban en absoluto. Y la ausencia de la mayoría de gigantes del sector, como Sony o Nintendo, tampoco. Aunque Microsoft sí estuvo, y a lo grande: con un catálogo compuesto por juegos como Gears of War 4, Forza Horizon 3, ReCore, Battlefield 1 o Titanfall 2 y algunas de sus próximas novedades como Dead Rising 4, The Sexy Brutale o Halo Wars 2





Las cifras no mienten y demuestran que la capital no se ha quedado tan huérfana como parecía: Barcelona Games World echó el cierre con 120.000 visitantes, casi 5.000 menos que Madrid Gaming Experience.  

No obstante, no es oro todo lo que reluce. O, al menos, no para todo el mundo. Muchos visitantes, periodistas, bloggers youtubers dicen que esta primera edición aprueba con nota. A otros tantos, les ha decepcionado. Incluso he llegado a escuchar que "es como una Expocómic, pero venida a menos". Quizá sea un híbrido entre ambos conceptos y, por eso, se celebró en dos pabellones, el 12 y el 14: uno dedicado al ocio digital y otro enfocado al merchandasing y la presencia de expositores, como desarrolladores independientes de videojuegos y centros de formación como CICE o ESNE. En total, 30.000 metros cuadrados. 




De hecho, el cómic, el manganime, la ilustración y el cosplay también tuvieron presencia en el salón. E incluso hubo varias actuaciones de Airii Yami, una joven promesa del j-pop con más de 5.000 seguidores en Facebook. En definitiva, fue un evento de lo más completo. Yo apuntaré la fecha en mi calendario para volver el año que viene y espero encontrarme de nuevo con Deadpool, porque tenemos un par de cuentas pendientes :D



Sale

No hay comentarios

Cuéntame tu opinión aquí: