Crónica de Expocómic 2016 | Where heroes meet

Por



El pasado fin de semana, durante los días 3 y 4 de diciembre, tuvo lugar la última edición de Expocómic, el XIX Salón Internacional del Tebeo de Madrid, en el pabellón 3 de IFEMA. Bajo el lema "Where heroes meet" y a pesar de sus elevados precios (15 euros la entrada ordinaria de una jornada; 16 la cosplay, válida para dos días), la organización consiguió reunir a más de 42.000 visitantes

Resulta evidente que Expocómic ha encarecido sus precios de un tiempo a esta parte. Quizá porque, lo que antes era la reunión de una minoría aficionada a las viñetas, hoy se ha convertido en el encuentro de una multitud apasionada por la cultura pop y los superhéroes. De hecho, ayer mismo charlaba sobre esta transformación con un antiguo colega de la universidad: antes no solo las entradas eran más baratas, sino que el acceso era libre para los cosplayers. ¡Cómo ha cambiado el cuento! 

Pero bueno, a lo que iba, que es la crónica del evento. Esta edición ha sido la primera en IFEMA. Aún recuerdo cuando la organización anunció el traslado en Expocómic 2015: "El Pabellón de Cristal de la Casa de Campo se nos ha quedado pequeño y por eso nos mudamos a IFEMA". Probablemente, aquellas palabras me hicieron esperar más de una edición que, finalmente, me ha dejado un sabor de boca bastante agridulce. Imaginaba un evento mucho más completo dado el elevado precio de la entrada y los 16.000 metros cuadrados del recinto. Ya se sabe que las expectativas nunca son buenas. 

No obstante, me quedo con que el sabor ha sido agridulce y no amargo. Y fue dulce gracias a la presencia de Ray Park, el actor británico que dio vida a Darth Maul en Star Wars, y a otra serie de detalles que marcan la diferencia con respecto a otras ediciones o salones. Revisemos lo bueno y lo malo.





MÁS DE 100 AUTORES DE RENOMBRE

Otro de esos detalles que marcan la diferencia fue la presencia de más de cien autores nacionales e internacionales. Entre ellos, Jorge Jiménez, David Baldeon, Moderna de Pueblo o P8LADAS. A decir verdad, hubo más stands de ilustradores de los que se podían contar. Quizá porque contaban con poco espacio y estaban más apretados de la cuenta. También hubo una exposición de ilustraciones bastante más grande que de costumbre.





AMBIENTE ARTÍSTICO CON SABOR A HIP HOP

Probablemente, lo que más me sorprendió al entrar fue que el ambiente artístico se respiraba por todas partes. Faber Castell volvió a poner su ya típico stand, un espacio para pasar un buen rato dibujando y coloreando, y la tienda de bellas artes Jeco aportó material para el mismo. Cabe resaltar la maravillosa labor de los voluntarios que se hacían cargo de este espacio, animando y atendiendo a niños y mayores.

Y ahora llega lo más novedoso: esta edición contó con artistas callejeros que creaban impresionantes murales en vivo a golpe de spray. Aquello, sin duda, justificaba la presencia de la célebre marca de sprays y rotuladores Montana y también la de mochilas urbanas PR•DG, que estaba allí promocionando su concurso de diseño de estampados.








MENOS CÓMIC Y MÁS DE TODO

Emilio Gonzalo, el director del certamen, ha explicado que en esta edición la organización "no se ha centrado en la disciplina del cómic", sino en "tener un poco de todo". Como era de esperar, esto ha provocado un aluvión de críticas por parte de los comiqueros más acérrimos. Totalmente comprensible.

A pesar de lo anterior, ECC y Norma Editorial tuvieron una presencia importante en el evento y sus stands destacaban entre todos los demás. Sobre todo en el caso de la primera editorial, que contó con un gran espacio (con figuras de Superman, Batman y el Joker incluídas) para lucir sus títulos.







COSPLAY TIME

Como era de esperar, el cosplay fue otro de los grandes protagonistas. No te pierdas la galería fotográfica que mi compi Andrew Amante subirá próximamente. Aquí va un adelanto.... :D







En lo que a celebrities del mundillo se refiere, los amantes del cosplay contaron con la presencia de la sueca Cat y la nacional Elle. En cuanto a la pasarela, no faltaron protagonistas de videojuegos, cómics o cine. El primer premio de la categoría individual fue para Kokoam Love y su Live Hanayo y el segundo para Yurai y su Rapunzel. El primero de la categoría grupal fue para Gale y Ayuru y su Bella y Gastón y el segundo para Mixie, Kira y Mashi y su Mozart Opera Rock. Puedes consultar todos los premios aquí.





MAKE UP TIME

Esta edición también contó con la presencia de la tienda especializada La Kasa del Maquillaje (LKM) y de la escuela profesional TRUHKO Make-up. Ambas estuvieron mostrando su trabajo y maquillando a todo el que se animase. Nosotros tuvimos la oportunidad de fotografiar al modelo Jesús Hurtado, a quien caracterizaron como Darth Maul. Guiño guiño a Ray Park :D





LA TRIPLE W ESTUVO ALLÍ PEGANDO DURO 

La Triple W (White Wolf Wrestling) es un grupo de apasionados por la lucha libre profesional que lleva años realizando espectáculos por todo el país. En el pabellón 3 se instaló un cuadrilátero para que sus luchadores protagonizasen sesiones de wrestling en vivo y en directo.





LA ÚLTIMA EXPOCÓMIC

Parece que esta edición de Expocómic no es diferente a las anteriores tan solo por el cambio de ubicación. También lo es porque, para bien o para mal, será la última, Y no, esto no quiere decir que el Salón Internacional del Tebeo de Madrid vaya a dejar de celebrarse. Quiere decir que a partir de 2017 se le conocerá con un nombre diferente. En concreto, con el de 'Heroes Comic Con'.

Según ha explicado la organización, este cambio se ha producido a causa de las "importantes novedades que se han incorporado este año y que hacen de la feria un encuentro abierto para todo tipo de público". 




En mi opinión, este cambio de nombre no es más que una estrategia comercial y una clara demostración de lo que decía al principio de este artículo: que aquel colectivo de amigos del tebeo se ha tornado en una multitud que más que cómics, quiere cultura pop y superhéroes.

Personalmente, no comulgo mucho con el cambio. Creo que la coletilla "Heroes" no es adecuada porque muchos personajes icónicos de las viñetas no lo son. Empezando por los del universo Fables, los de novelas gráficas como 'Sin City', '300' o '100 Balas' y terminando por los veteranos Mortadelo y Filemón o Tintín, entre otros tantos.

Por todo lo anterior, no podría concluir mi discurso sin lanzar al aire un par de preguntas: ¿Resulta realmente adecuado este cambio de nombre y estrategia? ¿Ha perdido Expocómic su verdadera razón de ser?



Sale

No hay comentarios

Cuéntame tu opinión aquí: