Elemental, querido Watson: cinco motivos por los que 'Sherlock' debería ser la próxima serie que veas

Por



Hace tan solo unos días terminó la cuarta temporada de la serie 'Sherlock' en Estados Unidos. En España ya está disponible su último capítulo en Netflix y parece que se baraja la posibilidad de una quinta temporada para los chicos de Baker Street.

¿Cómo? ¿Que no sabes aún de qué va 'Sherlock'? ¿Que no te atrae? Déjame entonces enumerarte algunas cualidades de esta producción, para que reconsideres tu opinión y la disfrutes. The game is on!



1. UNAS TRAMAS BIEN ELABORADAS

Los casos que aceptan o que, más bien, se les presentan al detective y a su fiel compañero Watson son amenos e interesantes. Dejan al espectador sin poder apartar los ojos de la pantalla durante la hora y media que dura el capítulo. Y lo mejor son los métodos que emplea Sherlock para resolverlos: observación, deducción y una técnica llamada “palacio mental”, en la que el susodicho se abstrae de la realidad transportándose a un lugar escogido en su mente para recuperar algún dato que creía perdido.

Los finales, por lo tanto, no son nada previsibles y sorprenden. El cliché del mayordomo asesino ya no existe, afortunadamente.



2. BENEDICT CUMBERBATCH

Es el perfecto Sherlock. Si el mismísimo Arthur Conan Doyle viviera en nuestros tiempos, seguramente le elegiría a él para encarnar y poner rostro al más famoso detective.

Sus ojos claros, su altura, la elegancia de sus movimientos ingleses -cómo no-  y ese porte que tiene para llevar la gabardina y levantarle el cuello, le hacen digno de ser el Sherlock Holmes del siglo XXI. Su magnifica interpretación es creíble y dota al personaje de una inteligencia desbordante, que le hace, y perdón por la expresión, jodidamente irresistible. Smart is the new sexy!





3. LA RELACIÓN CON JOHN WATSON

Sherlock es el mejor detective, pues no se le escapa nada. Sin embargo, también es descrito como un psicópata al que no se le dan bien las relaciones sociales. Es por eso que el Doctor Watson (Martin Freeman), su compañero de piso al inicio de la serie, es el perfecto aliado para nuestro protagonista. 

John es inteligente, sus conocimientos en Medicina son muy útiles para resolver ciertos casos y aporta la humanidad de la que carece Sherlock. Es una especie de Pepito Grillo para su amigo, la voz de su conciencia, que le susurra al oído lo que está bien y lo que está mal.  

Es obvio que en las últimas temporadas su relación ha evolucionado hasta convertirse en inseparables. Tanto es así que continuamente aparecen gags cómicos sobre su supuesta homosexualidad. Además, la química entre los dos actores es más que evidente y la complicidad que desprenden en cada escena es magnífica. 

En definitiva, Martin Freeman, con su rectitud y elegancia, es la opción ideal para nuestro John Watson moderno. 





4. VILLANOS A LA ALTURA

No te destripo nada si comento que, en esta adaptación, también aparece Moriarty (Andrew Scott), el eterno rival de Sherlock, que desea continuamente jugar al gato y al ratón con él, por eso de que se aburre al no encontrar a nadie de su mismo nivel intelectual. Este pone a nuestro protagonista en situaciones que nos dejan sin aliento y con las que, hay que confesar, nuestro detective disfruta también. Rompecabezas que debe resolver antes de que alguien acabe muerto o herido.

Otro villano destacable es Charles Augustus Magnussen (Lars Mikkelsen), igual de inteligente y despiadado que su antecesor pero no tan carismático, en mi opinión. Aparece en la tercera temporada y apenas se le dedica un capítulo entero.

Mención especial para Irene Adler, “La Mujer” (Lara Pulver), espía que trae de cabeza a Sherlock, robándole información, jugando a varias bandas y siendo su posible interés amoroso. 





5. UNOS SECUNDARIOS INTERESANTES MUY BIEN DEFINIDOS

Por si no lo sabías, Sherlock tiene un hermano mayor, Mycroft Holmes (Mark Gatiss), con un alto nivel intelectual también, que trabaja para el Gobierno británico. Este representa la sobriedad y diplomacia de los ingleses, cosa que choca bastante con nuestro querido detective. Es interesante y divertido ver sus continuas batallas de intelecto como adultos con el trasfondo de las típicas discusiones entre hermanos. 





Por su parte, Mary Elizabeth Morstan (Amanda Abbington) constituye un rol femenino destacable, pues no cumple con los clichés sobre mujeres que necesitan ser salvadas o rescatadas: es fuerte, es lista y es —ATENCIÓN MINI-SPOILER—  ¡la pareja de Watson! 

El resto de personajes recurrentes, aunque no los haya nombrado aquí, también tienen una importancia considerable para el desarrollo de algunas tramas. Te puedo asegurar que nada, absolutamente nada, se deja al azar en esta serie. 




En resumidas cuentas, estas son mis cinco razones para ver 'Sherlock', ahora solo depende de ti, de si te atreves a adentrarte en sus enigmas, o no. ¿Juegas? 
Sale

No hay comentarios

Cuéntame tu opinión aquí: