Crónica | La banda de metal industrial Unrecht lo da todo y gana la segunda jornada de la semifinal del festival Emergenza 2017

Por



Eran las siete de la tarde cuando Andrew Amante y yo llegamos a la puerta de la mítica Sala Caracol de Madrid. Teníamos muchas ganas de rock and roll e íbamos preparados con nuestras herramientas incondicionales: él con su cámara y yo con mi libreta. Lo cierto es que nos iban a hacer falta para tomar nota, porque se avecinaban casi cinco horas ininterrumpidas de conciertos en el marco del festival de bandas emergentes Emergenza. Sí, CINCO HORAS, porque era la segunda jornada de la semifinal y ocho bandas se disputarían el pase a la final nacional. Solo dos lo conseguirían. 

Al llegar, nos encontramos con Unrecht y preguntamos a sus miembros por los ánimos y la prueba de sonido. Nos cuentan que la competencia es considerable y que hay bandas duras de roer, pero que pondrán todas sus ganas para comerse el escenario. Y vaya si se lo comieron... ¡¡Al final se alzaron con el primer puesto!! 

Después, saludamos a Loic Ancelin, Spain Assistant Manager de Emergenza y presentador del certamen, y entramos al colorido local decorado con pintura fosfoluminiscente. Los motivos de los grafittis beben del imaginario artístico colectivo e incluyen guiños a Picasso o Da Vinci. La decoración me resulta tan genial como desconcertante y, mientras lo pienso, la voz microfoneada de Loic me recuerda que el show está a punto de empezar.  



IÑIGO LOWE

Iñigo Lowe es el primer concursante de la noche. Nació en Leicester (Inglaterra) en el año 1995 y a los dieciséis comenzó a componer bajo la influencia de la escena del rock británico, el folk y el country. Aparece ataviado con su guitarra y vistiendo una chaqueta denim con un parche de The Who. Un bajista y un batera le acompañan sobre el escenario. 

Su sonido es peculiar y recuerda al rockabilly, al indie y al rock alternativo; a Malasaña, a las cafeterías pin-up de los cincuenta y al movimiento underground. Y eso a pesar de que se le rompió una de las seis cuerdas de la guitarra nada más empezar. Tocar con cinco cuerdas sin perder la compostura es de valientes :)





EL ÚLTIMO DÍA

Iñigo Lowe ya se ha despedido y El último día, un grupo de rock alternativo venezolano afincando en España, entra en escena. Su estilo es bastante más cañero que el de su predecesor y su instrumental suena grueso y cuidado, especialmente la guitarra de Stéfano Merino.

La voz de su cantante, Ramón Jácome, es potente pero melódica y, a veces, dulce. Sobre todo cuando se dirige a aquellas personas que ya no están entre nosotros, como su padre enfermo, cantando uno de los temas más emotivos de la velada. O cuando dio paso a su compañero David Macarrilla, el batera, tras felicitarlo por su cumpleaños.

Esta banda destacó porque le sobraba actitud y derrochaba energía. Solo por eso, ya tenía muchas papeletas para quedarse entre los primeros puestos. Y, de hecho, eso fue lo que pasó: se hizo con el tercer puesto del podio.

¡Ah! Y no puedo cerrar la reseña de su actuación sin contar una de las anécdotas de la noche. Para celebrar el cumpleaños de Macarrilla, la formación regaló al público un parche de batería firmado. Parche que, por cierto, fue directo a mi cabeza. Así que, desde aquí, aprovecho para dar las gracias a la banda y, por supuesto, felicitar al cumpleañero :D





HOT SNOW

La tercera banda que participó en el certamen se llama Hot Snow y se mueve en el ámbito del pop psicodélico. Se trata de un proyecto liderado por el británico Quentin Pitch, basado en melodías que evocan la psicodélia propia de un viaje -en el amplio sentido de la palabra- hacía atmósferas oníricas. Su voz me recordó ligeramente a la de Brian Molko, vocal de Placebo y, en mi opinión, un instrumental en la misma línea le hubiera favorecido bastante. 

Un punto a su favor fue su estudiada indumentaria, a caballo entre los 60 y los 70, que resultaba ideal para el estilo en el que se mueven.





UNRECHT

Seguro que te suenan porque ya te hablé de ellos en esta crónica que escribí para el número 385 de La Heavy. Unrecht fue la banda ganadora indiscutible de la noche y sus fans pueden dar buena cuenta de ello. Para muestra...




Su actuación demostró que el grupo de metal industrial no se duerme en los laureles y que está en continua evolución. La formación sigue cuidando su escenografía, perfeccionando su estética gore y coordinando sus movimientos con la luz que se proyecta sobre las tablas. Incluyendo un improvisado toreo entre dos de sus miembros, Skugga y Creep. Y digo improvisado porque, obviamente, no había toros ni toreros sobre el escenario, sino un autoritario vocal y un sumiso teclista.

Además, antes, la mayoría de sus temas eran versiones y la minoría, cortes propios. Ahora es del revés y, como prueba, revisemos el setlist de la semifinal del festival que nos atañe: "Ataon", "Unlock", "Taurus", "Unrecht" y "Du Hast". Salvo "Du Hast", todo fueron temas propios que brillaron con luz propia, valga la redundancia. Especialmente el corte con nombre homónimo a la banda, en el que destacó la intro de los guitarristas Syr y Lucius.

Y hasta aquí puedo leer. Bueno, a lo mejor puedo leer algo más... Tal vez guarde una entrevista post bolo en el tintero :D





ESTACIÓN EN CURVA

Cuando
 llegó el turno de Estación en curva, el público flipó en tecnicolor, porque pasó de darlo todo con la grave voz de Skugga a escuchar los dulces pero potentes matices de Rocío Gómez, la cantante de la formación de pop-rock que nos ocupa. 

Y ese contraste debió despertar algo en el corazoncito de los asistentes, porque este grupo de "jóvenes entusiastas con un estilo fresco, como los peces", como la propia banda se autodefine, quedó segundo en el podio al conseguir muchas manos levantadas (en ellas se basaba el rudimentario sistema de votación del festival).





RUEDA

El sexto participante de la noche fue la solista Rueda. Lola Rueda es cantante y compositora y tiene un estilo íntimo, a caballo entre la electrónica, el pop y el rock, ideal para ponerle banda sonora a una velada memorable.

Sin ánimo de bromear, la sevillana es como Juan Palomo, que ella se lo guisa y ella se lo come. Aunque al final de su actuación le acompañaron un par de músicos y amigos, ella sola mezcló la música de fondo y cantó, con mucha técnica, el setlist que había preparado para la ocasión. Hay que tener muchas agallas para subirse sola, con un pequeño sinte, a un escenario vacío en un festival de bandas emergentes. Olé.





SKULLERS

El momento hard rockero (y buen rollero) de la noche llegó de la mano de Skullers, la penúltima banda del cartel. El chorro de voz de Miriam, a pesar de los problemas técnicos, resultó ser todo un espectáculo y se notaba que los miembros de la formación tenían mucho feeling. Si te gusta el hard rock en inglés, definitivamente esta es tu banda.





LUGA BELOSSI

El broche final del festival lo puso Luga Belossi en clave de rock nacional y punk underground. A pesar de que la voz rota de su vocal conquistó a buena parte del público, quedaron en quinto lugar.





LOS RESULTADOS DE LA SEMIFINAL

Tan solo cinco minutos después de la actuación de Luga Belossi, se desvelaron los resultados. Si no me falla la memoria, el ranking quedó así:

1. Unrecht
2. Estación en curva
3. El último día
4. Skullers
5. Luga Belossi
6. Rueda
7. Hot Snow
8. Iñigo Lowe

Y aunque ya es hora de ir cerrando, no puedo poner punto y final a esta crónica sin dar mi opinión sobre el sistema de votaciones. Este se basa en la votación del público y el recuento se hace a mano alzada, un sistema que no parece para nada fiable. Sin duda, es un aspecto que Emergenza debería mejorar de cara a próximas ediciones.
Sale

No hay comentarios

Cuéntame tu opinión aquí: